Hadas del bosque

Las hadas de los bosques son expertas en cuidar la naturaleza, son dulces y bondadosas, viven en los árboles. Cada hada en particular es experta en los cuidados de un árbol.




Ayudan a los animales heridos, a los árboles partidos por las tormentas, a aquellos que se extravían en la frondosidad del bosque. Cuando pasean por los pueblos dejan regalos en las puertas de los que se lo han merecido, si se invocan pidiendo ayuda la prestarán si se es buena persona.
Dice la tradición que durante el equinoccio de primavera, en la media noche, se reúnen y danzan hasta el amanecer cogidas de la mano, esparcen rosas y quien logre encontrar una de estas que tienen pétalos púrpuras, verdes, áureos o azules, será feliz hasta la hora de su muerte.

Los griegos las conocian como Driadas, y estas vivían en un roble, al cual estaban "atadas", no podían alejarse de él, o morirían lentamente, de la misma forma en cuanto su roble moria, ellas tambien lo hacian.